Marco Rubio: Un senador hecho de fango

Escrito por Nicanor León Cotayo
Tomado de CubaSi
Luego de haber asegurado que no iría a la reelección, ya está sumergido en obscenos trajines para lograrla.
El hecho sirve además para corroborar hasta dónde se ha quebrado la autoridad del mundillo político de Washington.
Rick Scott, multimillonario Gobernador de la Florida, cuestionó al senador Marco Rubio por tratar de retener su puesto en la Cámara alta.
Vemos con “malos ojos” su candidatura al Senado, puntualizó ante la prensa el republicano Scott.También, escribió Diario Las Américas, quien aspira a sustituirlo en esos predios,  Carlos Beruff, atacó al grupo de poder que lo favorece.

Un comentarista de ese periódico, Jesús Hernández, afirmó este viernes que Scott empleó un tuit para explicar su posición.
¿Qué dijo el Gobernador? Primero insinuó aún más claramente que hace suya la candidatura de Beruff, también de origen cubano.
“Cuando me presenté por primera vez en 2010 era un desconocido en la política y todo el poder político republicano estuvo contra mí”, señaló Scott.
Vale aclarar que no fue exactamente así, porque el neonazi Tea Party, una corriente del Republicano, lo avaló implícitamente.
Ya habían seleccionado a alguien “que no era yo”, pero los votantes floridanos decidieron otra cosa y me eligieron, agregó Scott en su tuit.

Luego sin muchos rodeos asomó su verdadera preferencia, “Carlos Baruff es un buen amigo, un empresario y un desconocido en la política”.

Añadió que los votantes floridanos deben poder seleccionar a sus candidatos, no necesariamente a Marco Rubio.

Ahora este último forma parte de quienes han proclamado su respaldo al muy polémico multimillonario Donald Trump, virtual candidato presidencial de ese partido.

También subrayó que las opiniones de la clase política de Washington “no son relevantes para los votantes de Florida”, donde los republicanos elegirán a quien desean.

Casi al mismo tiempo, el aspirante Baruff envió un email a sus partidarios donde expone ideas similares al mensaje de Scott.

“Ese asiento no es de Marco Rubio, es de Florida. Los poderosos en Washington creen que pueden controlar esta campaña”, dijo el candidato.

De acuerdo a expertos, el jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch Mc Connell, instigó la reelección de Rubio para evitar que su banca pasara a manos demócratas.

Una encuesta de la Quinnipiac University arrojó como balance un mes atrás que Baruff ocupaba  el cuarto lugar  entre las preferencias republicanas en la Florida.

Marco Rubio acaba de ampliar su versión respecto al proceso que le conduce a tratar de mantener su puesto en el Senado.

Este viernes una investigación lo situó al frente de los candidatos floridanos que aspiran a ocupar puestos en el Capitolio.

Rubio argumentó haber tomado la decisión, “junto a su familia” el  Día de los Padres.

“Teníamos dos caminos: uno que resultaba ser más cómodo personalmente”, aunque después de pensarlo bien, “y rezar”, decidimos continuar en el servicio público.

¿Cuándo? Lo respondió él mismo, “en este tiempo incierto y crítico para nuestra nación”.

Lo sintetiza él mismo, quien no obstante sus fangosos antecedentes, integra el Senado de Washington y fue uno de los aspirantes a la candidatura presidencial de los republicanos.

Democracia estadounidense en todo su apogeo.

Esta entrada fue publicada en EEUU, Elecciones, Partido Republicano, Senado, Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .