La herejía coherente de Raúl Roa.

La Santa Mambisa

Roa junto a Fidel, al fondo el capitán Antonio Núñez JiménezRoa junto a Fidel, al fondo el capitán Antonio Núñez Jiménez

Por Iroel Sánchez/La Pupila Insomne

Cuando falleció en 1982 yo terminaba el preuniversitario y aunque no había vivido sus batallas defendiendo a Cuba en la ONU y retirándose “con los pueblos de América” de la OEA, Raúl Roa era para mi una figura legendaria. Lo había visto con su gesticulación cubanísima y su adjetivación avasalladora en el documental Pablo, de Víctor Casaus, hablando de sus amigos Pablo de la Torriente Brau  y Rubén Martínez Villena y dando color con su verbo torrencial a toda una época.

Al leer más tarde la compilación de sus textos recogidos en La revolución del 30 se fue a bolina -título que lamentablemente presté y perdí y por ende cito aquí de memoria- me impresionó la decisión de lucha recogida en el artículo “Tiene la palabra el camarada máuser” que creo recordar abre…

Ver la entrada original 454 palabras más

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.