Por un mundo en paz

c9bb442c1454256f2fe5b996435d2a94_l
Escrito por PL
Un mundo libre de bases militares y en paz constituyó el principal motivo para que unos 300 pacifistas se dieran cita en la ciudad de Guántanamo, en Cuba.

Allí radica el enclave de Estados Unidos más antiguo del planeta fuera de las fronteras de ese país.

Del 4 al 6 de mayo se reunieron aquí expertos y estudiosos de una de las formas de imposición, dominio e injerencia de las grandes potencias, las bases militares.

La realización del V Seminario Internacional por la paz y la abolición de las bases militares extranjeras en esta zona lleva una gran carga simbólica, pues esta localidad ha sido testigo directo de la agresión permanente que representa la ocupación de 117 kilómetros cuadrados de la Bahía de Guantánamo por la base naval norteamericana.

Desde más de 30 naciones acudieron delegaciones y entre ellas resaltó la de Estados Unidos, encabezada por la coronela (r) Ann Wright, quien en su intervención pidió disculpas en nombre de su país por más de 100 años de permanencia en territorio cubano de la base naval.

La veterana, con 29 años de servicio en el ejército estadounidense, abogó además por el desmantelamiento de la prisión que desde hace 15 años mantienen en ese enclave.

Wrigt, quien preside la organización de veteranos por la paz explicó que el ejército de su país tiene más de 800 bases militares en todo el mundo y aumenta su número en vez de disminuirlo, especialmente en el Medio Oriente.

En declaraciones al semanario Orbe, Maria Do Socorro Gomes, presidenta del Consejo Mundial por la Paz, resaltó que los pacifistas que concurren al evento buscarán crear una coalición mundial para unir a todos los movimientos, promover una cultura de paz y divulgar las amenazas que representan para el mundo el incremento de las bases militares.

Subrayó que es claro el objetivo de Estados Unidos con el incremento de bases militares: controlar y saquear los recursos naturales de los países, además de intimidar a los pueblos y asegurar gobiernos sumisos al imperialismo, acotó.

Precisó que la realización de este seminario de forma periódica en Guantánamo, es el espacio para reafirmar la oposición resoluta a estas expresiones y estos puestos avanzados por el mundo, de las Malvinas hasta Japón, de Guantánamo a Djibuti.

La instalación de nuevas bases militares y la apertura de otros enclaves operativos avanzados en América Central, en el Mar Caribe y en Sudamérica y, desde 2008, la reanudación de la Cuarta Flota Naval de Estados Unidos en el Atlántico Sur, son piezas del mismo juego, puntualizó.

Por su parte, el historiador de Guantánamo, José Sánchez, comentó que es llamativo que prosiga el desarrollo de esa estación naval, aun cuando en la actualidad asegura el gobierno de Washington que ha perdido valor estratégico, dado por el avance tecnológico de la defensa coheteril de largo alcance, aseveró.

Consideró que la base ha sido un obstáculo para el desarrollo de Guantánamo, pues la extensión que ocupan es de suma importancia para el comercio, el turismo, así como por su riqueza natural.

Uno de los principales reclamos de los presentes en este cónclave es la devolución de territorio ocupado a su legítimo dueño: el pueblo cubano.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Paz, Seminario Internacional, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s