Miguel Castillo y Enrique Dugarte: la conveniencia política de la muerte

La Covacha Roja

Propaganda e inconsistencias

El miércoles (10 de mayo) falleció Miguel Castillo, joven de 27 años y egresado de la escuela de Comunicación Social de la Universidad Santa María, en medio de una protesta violenta convocada por la MUD que se desarrollaba en Las Mercedes.

Segundos después de su fallecimiento, en redes sociales periodistas y políticos opositores, sumándose algunos directivos de ONGs alineadas con el antichavismo, con algarabía magnificaban el suceso trasladando de forma automática la responsabilidad a las fuerzas de seguridad del Estado.

Un tratamiento mediático signado por la emotividad, mezclado con atributos de “conmoción nacional” (recursos de propaganda), marcaron rápidamente el marco narrativo del hecho y sus “responsables” automáticos, adelantándose a toda prueba y evidencia que en el mediano plazo pudiera indicar lo contrario.

Sin embargo, el manejo mediático del suceso no escapó de las imprecisiones e inconsistencias que en casos similares aparecen. De esta forma políticos opositores, directivos…

Ver la entrada original 1.053 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s