El orsai intelectual ante Venezuela

Golpeando el Yunque

Violencia en Venezuela. Foto: Carlos Barria/ Reuters

Violencia en Venezuela. Foto: Carlos Barria/ Reuters

La comisaría es una mezcla de ruina con ceniza. Fue asediada durante cuatro horas por un grupo de veinte personas con armas cortas y un francotirador. Terminaron por incendiarla y destruirla con un retroexcavador robado en una institución del Estado durante uno de los saqueos. Seis policías resultaron heridos. Casi no se salvan: eran menos que los paramilitares que dispararon durante cuatro horas y tenían por objetivo matarlos -¿cuántas balas son necesarias para sostener ese tiempo de fuego?

Afuera de la comisaría está la plaza, en la plaza la gente, entre la gente paramilitares. Tal vez el mismo que arregla las ruinas y con el cual hablo sea uno de ellos.

En los recuerdos de la gente chavista está el terror. Una noche se apagaron las luces del pueblo, el cielo se iluminó con una bengala, y comenzaron los destrozos. Así comenzó. Durante…

Ver la entrada original 1.811 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s