¡Le zumba la berenjena! Por Joaquin García Salabarria

La pupila insomne

Un día como hoy hace 58 años yo tenía 8 y parado en el comedor de mi casa escuché el primer comunicado de Fidel llamando al pueblo a enfrentar la invasión que se estaba produciendo en Girón y como siempre transmitiendo el optimismo en la victoria. Días después pude ver las imágenes de la derrota y la desmoralización de la «flamante brigada invasora». Vi con mis ojos de niño a hombres maduros llorando y diciendo que los habían embarcado, otros diciendo que no eran soldados sino cocineros, sacerdotes bendiciendo a asesinos de campesinos como la madre de Nemesia o a Cira García, a esbirros con los tristemente célebres Calviño y Wong, el último, un secuaz de Ventura, torturador y asesino que tuvo que enfrentar en el juicio a una compañera que entre otras cosas llevó como prueba su bata de casa manchada de sangre del día que fue golpeada por…

Ver la entrada original 132 palabras más

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.