Atrapados por el odio. Por Teresa Melo

La pupila insomne

Hace años, en un evento en el extranjero, una participante dijo que los artistas cubanos éramos muertos de hambre. Respondí que como al saber que estaba muerta pedía disculpas porque les hablara un cadáver. Aquella ni siquiera conocía Cuba. Suerte que luego fuimos adonde un joven trovador me dedicó su concierto con canciones de Silvio. No lo olvido, café Melancolía. No hay posibilidad de diálogo con los atrapados en el odio fanático.

Ver la entrada original 324 palabras más

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .