Elementos planteados por el Ministro de Economía Alejandro Gil.

El vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, expuso hoy en el sexto periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en su novena legislatura el comportamiento previsto del plan de la economía en 2020 y las proyecciones para el próximo año.

  • El producto interno bruto (PIB) de Cuba este año, según estimaciones valoradas a precios constantes, decreció 11% por la fuerte contracción del comercio exterior, la reducción del turismo internacional y de los ingresos de divisas, debido a las afectaciones por la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo.
  • La mayor contracción se produjo en el segundo trimestre, periodo en el que comenzó la aplicación de las medidas sanitarias, higiénicas y epidemiológicas para el enfrentamiento a la pandemia.
  • En el tercer y cuarto trimestres, se observa una gradual recuperación de la actividad económica, a partir del paso de las provincias a la nueva normalidad y la puesta en marcha de medidas de estímulo a la actividad económica.
  • Para 2021 –primer año del ordenamiento monetario– se proyecta una gradual recuperación de la actividad económica, con un crecimiento del PIB a precios constantes de entre 6 y un 7%.
  • Se estima una recuperación de la actividad productiva, y en lo social, “lo que está en dependencia de la evolución y el control de la pandemia, así como del cumplimiento de las estimaciones en sectores claves como el turismo y las exportaciones”.
  • Se planificó bajo el principio de asegurar, como objetivos esenciales, los alimentos, combustibles, fertilizantes y plaguicidas, medicamentos, las demandas de la defensa y la prioridad en los financiamientos para la industria nacional, con el propósito de no importar lo que se pueda producir en el país.
  • Descentralización gradual en la distribución de divisas a la economía, reteniéndose por las entidades parte de la liquidez por exportaciones; ventas a la Zona Especial de Desarrollo Mariel y a la red mayorista y minorista que comercializa en moneda libremente convertible.
  • Aplicación de medidas para la empresa estatal, dotándola de mayor autonomía para decidir sobre sus producciones, inversiones y financiamientos, así como la introducción de incentivos a la gestión empresarial.

Sobre la planificación a corto plazo, está dirigida a una recuperación de la economía, con el objetivo de:

  • Potenciar la producción agropecuaria y destinar para ella recursos materiales y financieros en divisas.
  • Asegurar los productos de primera necesidad de la población.
  • Priorizar las exportaciones, lo cual incluye la recuperación gradual del turismo.
  • Mantener el control sobre el endeudamiento externo del país.
  • Concebir, desde el plan, el encadenamiento del sector estatal con el no estatal y la inversión extranjera.
  • Potenciar el crecimiento de la Zona Especial de Desarrollo Mariel y su vínculo con la economía interna.
  • Incrementar las ventas de las entidades nacionales a la red de tiendas que comercializan en MLC, “un incentivo para los productores nacionales”.
  • Insertar la participación de las formas de gestión no estatal en el plan de la economía.

En cuanto a las exportaciones, se planifica un crecimiento del 19% en los ingresos en divisas por las ventas de bienes y servicios, en lo cual influye el crecimiento proyectado en los servicios de las telecomunicaciones y la recuperación gradual del turismo, proyectándose el arribo de 2 200 000 visitantes, el doble de lo previsto en 2020. Se estima que los ingresos totales en divisas crezcan 10.4%, pero, a pesar de la recuperación respecto al 2020, serían 16.2% inferiores a los alcanzados en 2019.

Por otro lado, se proyectan crecimientos en producciones nacionales, tanto de la actividad agropecuaria como de la industria manufacturera.

Se necesita una mayor participación de la industria nacional y del sistema empresarial como proveedor de la red de comercialización minorista y mayorista en MLC (30% de ese mercado), lo que permitirá financiar producciones para la venta en moneda nacional.

En el plan no se diseñan apagones. Que no los haya depende de nosotros, de la eficiencia y el ahorro que logremos”.

Tomado de la Santa Mambisa.

Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.