Hacer las paces con la madre tierra: factores claves del pacto eterno.

Celebrar la fecha tiene sus orígenes a finales de la década del 60 del pasado siglo cuando el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos organizó el Simposio de Ecología Humana para que estudiantes de diversos lugares escucharan a científicos hablar sobre los efectos del deterioro ambiental en la salud humana.

Dos años después en 1970, el senador y activista ambiental Gaylord Nelson propone la creación de una agencia ambiental y se realiza una manifestación masiva a la que acuden más de dos mil universidades, decenas de miles de escuelas públicas y centenares de comunidades.

Sin embargo, no fue hasta 2009 que las Naciones Unidas declararían la fecha de manera oficial.

Más de cuatro décadas después de tales iniciativas, la Madre Tierra corre mayores peligros y serán necesarias menos cumbres y más acciones concretas para protegerla.

Varios son los planes a nivel mundial trazados para hacer frente al deterioro del planeta y Prensa Latina les deja algunos de los factores claves establecidos por la Organización de Naciones Unidas para tratar de establecer ese pacto eterno entre humanos y naturaleza.

Imprescindible es crear sistemas económicos y financieros sostenibles, lograr alimentos saludables y nutritivos, agua limpia y energía no contaminante.

Además, instruye la ONU, debemos alcanzar vidas saludables y bienestar para todos en ciudades y asentamientos seguros; así como emisiones netas cero de dióxido de carbono para 2050.

También resulta indispensable alcanzar una gestión eficaz de los productos químicos, los desechos y la contaminación, el reciclaje de los recursos y la protección y uso sostenible de la tierra y los océanos.

Datos de ese ente internacional refieren que la población humana alcanzó los siete mil 800 millones de personas, de las cuales mil 300 millones son pobres y 700 millones pasan hambre.

Los humanos afectan las tres cuartas partes de las tierras libres de hielo y dos tercios de los océanos.

A pesar de estos daños infligidos a la Madre Tierra por la única especie que supuestamente tiene conciencia en el reino animal, todos los humanos no causan tantos estragos y algunos han querido dejar sus huellas en actividades encaminadas al cuidado del planeta.

Transcienden algunas de las inventivas realizadas para el 20 Aniversario de la celebración del Día de la Madre Tierra en 1990 como la cadena humana a lo largo del Río Loira, en Francia que alcanzó unos 800 kilómetros de longitud, con el propósito de honrar uno de los últimos ríos limpios de Europa.

Sin fotos presidenciales, ni tantas firmas en papeles, la humanidad debiera retomar la letra del famoso tema Earth song, del rey del pop, Michael Jackson y preguntarse “¿Qué le hemos hecho al mundo?” si “¿hay tiempo todavía?” y darse cuenta de que “esta Tierra llora”.

mem/cdg

Tomado de Prensa Latina.

 

Esta entrada fue publicada en Tierra y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.