Trump y Biden afrontan primer debate presidencial con un país en crisis.

La emergencia de salud ha trastocado los elementos habituales de una campaña presidencial, dando una mayor importancia al debate. Foto: El Comercio.

La emergencia de salud ha trastocado los elementos habituales de una campaña presidencial, dando una mayor importancia al debate. Foto: El Comercio.

El primer debate entre el presidente Donald Trump y su contrincante demócrata, Joe Biden, tendrá lugar en el Sheila and Eric Samson Pavilion, en Cleveland, y podría ser un momento fundamental en la contienda electoral.

El debate ofrecerá una enorme plataforma a Trump y a Biden para que expongan sus visiones completamente diferentes para un país que enfrenta varias crisis.

La emergencia de salud ha trastocado los elementos habituales de una campaña presidencial, dando una mayor importancia al debate. Pero en medio de una intensa polarización política, quedan pocos votantes indecisos, lo que plantea interrogantes sobre cómo, o si, el debate podría dar forma a una contienda que ha estado definida por su acritud y, al menos hasta ahora, por su estabilidad.

Biden se subirá al escenario en Cleveland con la ventaja en las encuestas, que es significativa en los sondeos nacionales aunque más cerrada en estados no definidos, pero enfrentando cuestionamientos sobre su turno en el centro de atención, particularmente considerando los ataques de Trump.

Trump, con apenas 35 días para cambiar el curso de la contienda, tendrá la que quizás sea su mejor oportunidad para reconfigurar la campaña como una elección y no como un referendo sobre su manejo de un virus que ha matado a más personas en Estados Unidos que en cualquier otra nación.

“Será el primer momento en cuatro años en que alguien subirá a un escenario como igual a Trump y podrá hacer que rinda cuentas por lo que ha hecho mal al frente del país”, dijo Steve Schmidt, principal asesor de campaña en la candidatura presidencial del republicano John McCain en 2008 y un asiduo crítico de Trump. “Si Biden es incapaz de imputar a Trump todo lo que ha hecho, ese sería un profundo fracaso”.

El manejo del presidente al coronavirus probablemente dominará gran parte de la discusión. La fuerza de la pandemia será tangible debido a que los podios de los candidatos estarán muy separados entre sí y se evitará el tradicional apretón de manos.

(Tomado de Cubadebate con información de AP)

Esta entrada fue publicada en Debate, Donald Trump, EEUU, Elecciones, Joe Biden, Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .