USA: ¿Finalizando su democracia?

6f30c92c7d095603abb0c592414976eb_l

Escrito por  Nicanor León Cotayo

Una estatua del candidato presidencial republicano, Donald Trump, completamente desnudo, apareció en Miami. Lo informó este miércoles el Nuevo Herald, agregando que la situaron sobre una valla publicitaria.
¿Autor de esa obra “artística? El autodenominado grupo anarquista Indecline.
El Herald subrayó que nadie autorizó el montaje de esa grotesca imagen con fines electorales.
Desde mediados de agosto la estatua de Trump fue vista en cuatro ciudades del país: San Francisco, Seattle, Cleveland y Nueva York.

Un periodista de EFE, Eugene García, escribió este jueves que la referida efigie estaría en Miami hasta las elecciones de noviembre.
¿Y después? Según la misma fuente convocarían una gran subasta para venderla al mejor postor.
Se habla de un estrafalario  personaje, -multimillonario por más señas- de conducta sumamente cuestionada.
Este miércoles la prensa notificó la apertura de una pesquisa a la Fundación Donald J, Trump, debido a lo nebuloso de algunas de sus transacciones.
¿Quién dio la orden de echarla a andar? El fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman.
«Nos preocupa que la Fundación Trump haya incurrido en alguna práctica irregular», dijo el fiscal durante en una entrevista con la televisora.
Antes, The Washington Post había publicado artículos que ponían de manifiesto la existencia de operaciones cuestionables hechas por esa fundación.
Un caso, indicó el Post, la compra de un retrato del magnate inmobiliario, para sí mismo, por el que la entidad pagó 20 000 dólares con dinero destinado a obras de caridad.
Otro ejemplo. En 2013 la fundación hizo una donación de 25 000 dólares a la campaña de la fiscal general de la Florida, Pam Bondi, cuando su oficina estudiaba investigar por fraude a la Universidad Trump.
Curiosamente, el proyecto de indagación quedó archivado.
Por ahora basta con asomar la punta del iceberg, serían necesarios libros para ofrecer una muestra aceptable de su proceder.
He ahí al hombre que reflejan  estatuas donde lo exhiben desnudo en varias ciudades de Estados Unidos.
Sin embargo, alcanzó el número suficiente de delegados para ser electo candidato presidencial del Partido Republicano en las elecciones de noviembre.
Ha ido al frente de muchos sondeos de opinión pública y –al menos hasta el presente- nadie afirma rotundo que no ganará la Casa Blanca.
Frente a esa realidad lo más alarmante es que alguien con esos antecedentes pueda imponerse como candidato a la presidencia de Estados Unidos.
Y lo menos sorprendente, que sus hombres lleguen a decidir fabricarlo en estatuas carentes de pudor dirigidas a obtener votos.
Por ahí va –a manera de símbolo- lo que fue la democracia en Estados Unidos.
Esta entrada fue publicada en Candidatos, Donald Trump, EEUU, Elecciones, Miami, Partido Republicano, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.