Fidel y su partida. Por Atilio A. Boron

La pupila insomne

Tal como lo pronosticara ante los jueces del Moncada la historia absolvió a Fidel, y lo hizo en vida del Comandante. Cuando falleció la canalla mediática de todo el mundo comunicó, con una mezcla de alivio y alborozo, que “la muerte se llevó a Fidel”. Pero sabemos que no fue así. Fue el Comandante quien eligió el día de su muerte. Ella no vino a buscarlo; fue él quien la citó precisamente para ese día, el 25 de noviembre.

Ver la entrada original 1.144 palabras más

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.